martes, 1 de enero de 2008

2008

Siendo bastante poco original, me he unido a los más de 100 millones de SMS que se prevén enviar esta nochevieja. Un mensaje poco original, pero al menos de mi propia cosecha, con felicitaciones generales y alegrándome de que quedara un año menos para la jubilación.

Pero como uno de los receptores me ha hecho notar, se acaba de aprobar la ampliación de la edad de jubilación a los 70 años, de momento voluntaria pero previsiblemente se hará obligatoria, así que en vez de un año menos, ¡me quedan 4 más! Entre esto y las subidas generalizadas de precios, mal empezamos el 2008.

Pero ya habrá tiempo de ponerse pesimistas. De momento, me he terminado mi botellita de cava, catalana y con sulfitos, pero regalada. Ahora a dormirla que mañana toca otra comilona.

Esto es un no parar. Echo de menos las judías verdes.